¿Cómo de auténtica puede ser mi Marca Personal?

Mariló Ríos MayorNuestra psicóloga de cabecera, Mariló Ríos nos graba un vídeo con algunas reflexiones sobre Marca Personal, su ámbito y sus posibilidades.

Me gusta la fórmula del vídeo para comunicar. Sabemos que es más implicado, que da más información por los gestos y el tono de voz. me alegro que Mariló haya marcado el comienzo de algo en lo que yo mismo me quiero embarcar, y que sé que conectará y dará mucha utilidad a los demás.

Aquí está el primer vídeo de Mariló:

Marca Personal: ¡Vence al miedo, empieza hoy!

(Artículo de Ana de Diego)

“Todo lo que deseas está al otro lado del miedo…”

Esta frase tan acertada fue escrita por Jack Canfield, un autor norteamericano experto en  motivación.

ana-de-diegoEl miedo nos acompaña a lo largo de nuestras vidas y va tomando formas diferentes; de pequeños tenemos miedo a la oscuridad, en la adolescencia nos da miedo el rechazo social, y de mayores tenemos miedo a enfrentarnos a la realidad y, sobre todo, a enfrentarnos a nosotros mismos.

Tener miedo nos lleva a adentrarnos en un callejón sin salida donde lo que nos paraliza cada vez es más grande. ¿Cuántas cosas hemos dejado de hacer por miedo? ¿Qué haríamos si no tuviéramos miedo? ¿A qué le tengo miedo?

Preguntas como estas pueden ayudarnos a empezar la reflexión, porque el autoconocimiento es la clave de una vida exitosa.

Vivimos rodeados de estímulos. Nos comunicamos de una manera frenética y, a veces, compulsiva. Respondemos mensajes de texto, whatsapp, tweets, email, pero dejamos poco tiempo para respondernos a nosotros mismos. Nos asusta hacernos preguntas, nos da miedo.

En coaching trabajamos el miedo. Es uno de los puntos clave del crecimiento personal. Por eso es básico conocer nuestros miedos, ponerlos nombres y, lo más importante, partirlos en pedacitos. Cuando los convertimos en pequeñas porciones de miedo, las posibilidades de vencerlo son más numerosas. Esa es la clave, y los profesionales de la psicología y el coaching  lo sabemos muy bien.

Hay un ejemplo muy gráfico sobre el miedo. El esquiador inexperto que se enfrenta a una pendiente amenazante. ¿Qué puede hacer?. Partir su descenso en trocitos, en etapas. Así, superarlas una a una le ayudará a conseguir su objetivo. Si se plantea bajar de una vez, el miedo le paralizará e, incluso, pondrá en riesgo su vida.

Tomar conciencia de lo que me ayuda a crecer y lo que me frena es el primer paso para avanzar. De nada sirve esquivar esta primera etapa y lanzarse al mundo, sea real o virtual.

Si pretendo trabajar mi marca personal con rigor lo primero es saber quién soy yo y que quiero mostrar a los demás. Es necesario actuar con coherencia, es decir, hacer lo que digo. Sin esta coherencia, pronto descubrirán nuestra máscara.

Conócete a ti mismo, bucea en tu interior y descubre tus tesoros. Y cuando aparezcan los miedos, pártelos en cachitos, no te dejes asustar por la sombra que proyecta tu miedo.

Recuerda, todo lo que deseas está al otro lado del miedo. En coaching lo sabemos bien y las sesiones te ayudarán a objetivar las cosas. El primer paso es conocerse y poner nombre a nuestros miedos. Lo demás resulta más fácil.

Aquí va mi pregunta de hoy:

¿Cuándo vas a empezar a partir tu miedo en cachitos?

Marca Personal: Esa charla interior…

Mariló Ríos Mayor(Artículo de Mariló Ríos)

Este año, tengo que conseguirlo!!

Siempre me sale mal, no soy lo suficientemente inteligente, habilidoso, o no soy lo suficientemente simpático…, todo sirve. El impacto emocional de nuestro lenguaje interior es doble: qué nos decimos, y como nos lo decimos.

Y el énfasis, lo pondría en el cómo… desde la responsabilidad, la aceptación,  la empatía y el cariño, me trato bien y me facilito las cosas. Y para seguir tratándome bien, mejor si hago crítica a mi conducta, a mis intenciones o incluso a sentimientos como la envidia o la avaricia,  que a mi persona.

Más saludable és decirme “ estoy sintiendo envidia y no me gusta”, que decirme: “ soy un envidioso”.

Y es que…, no olvidemos que nosotros elegimos que tipo de discurso  queremos entablar con nosotros  mismos, y es nuestra elección también, ponerlo en práctica.

¿Qué consigo con el discurso “machacón”? está claro que me hace sentir mal, incómodo, poco eficiente, sin energía o triste. Me  limita, me bloquea y no avanzo. ¿Entonces? Pues, posiblemente no quiero hacer el esfuerzo necesario, poner la energía y la atención en abrirme paso, en definitiva, no estoy dispuesto a aprender de eso. O si que quiero, pero de  qué manera… o no tengo tiempo. Tu elección se queda ahí. A veces, con que me lo diga una sola vez será suficiente, otras me lo repetiré todo lo que haga falta, para asegurarme el no mantenimiento en mi proyecto.

“Otra vez me irá mal”, “¿por qué complicarme tanto la vida?” “ya sé lo que és arriesgarse, y no me gusta la ansiedad que lo acompaña”…

Lo que fué, lo qué pasó ( y parece que fué negativo)… ¿ha de determinar lo que está siendo ahora?… seguramente no. Pero si lo creo así, es posible que deje de actuar (me sentiré liberado en el ahora), pero no sé, como me sentiré en tiempos más largos. Seguramente, habré reforzado que no sirvo para esto.

Pero si el enfoque de este, o de cualquier proyecto, es desde el aprendizaje… entonces, quien domina una competencia, por ejemplo, un idioma, ¿verdad que primero balbuceó ese idioma, permitió equivocarse e hizo el esfuerzo necesario para aprenderlo?. Pues, ¿qué decido yo?

Y aunque pueda parecer contradictorio: llevar a cabo un proyecto hasta el final, simplemente porque lo he iniciado, ¿no  es una creencia errónea y demasiado simple? En mi proyecto, me he de sentir con cierta libertad y consciente de que siempre puedo abandonarlo, aunque tenga una responsabilidad y un compromiso, conmigo mismo y con los otros.

Entonces , ¿qué decido hoy?

mantengo mi compromiso, por tanto, empiezo a actuar, me trato bien en mi discurso interior para facilitarme las cosas y vuelvo a sonreir…

huellas

Por qué abandono mis redes sociales dos semanas

Ya empecé ayer día 1 de Febrero y lo llevaré a cabo hasta el día 17: Me desactivo de Facebook y Twitter, también del resto pero principalmente de estas, en dos fases, esta primera semana ni siquiera las consultaré, estaré ajeno a lo que se diga y publique -para eso me voy a cuidar muy mucho de desconectar cualquier aviso y notificación en mi móvil-, y la segunda semana escucharé, pero no participaré. Sigue leyendo

coaching y marca personal

Coaching y Marca Personal

(Artículo de Ana de Diego)

Ya en el siglo primero D.C. Epicteto, filósofo griego de la de escuela estoica, afirmaba:

“Primero descubre lo que quieres ser, después haz lo que tengas que hacer”.

ana-de-diegoHan transcurrido dos mil años y esta afirmación sigue vigente, hasta el punto de constituir el pilar principal del branding personal o lo que es igual, de la creación y gestión de una marca personal. Para lograrlo, primero tenemos que descubrir cómo somos, lo qué deseamos ser y cuáles son nuestros objetivos, sólo así podremos diseñar la estrategia de márketing y comunicación adecuada, no sólo para nuestra vida profesional o empresarial, también en el ámbito personal. Sigue leyendo

Curso de Marca Personal: Ana de Diego, mi coach

Para mí es toda una satisfacción que se incorporen colaboradores a mi curso de Marca Personal. Ha sido toda una sorpresa la acogida del mismo apenas empezando como estamos, lo cual me ha llevado a darme una semana de silencio de mi newsletter, en la cual he estado reflexionando bastante sobre cómo afronto de manera correcta todo este preoceso de Marca Personal sobre mí mismo, y cómo diseño un camino para recorrer. Ahora los suscriptores de mi blog son numerosos, y quiero darles la perspectiva más amplia para que puedan aplicarla según sus propios criterios. Sigue leyendo

sonrisa

Curso de Marca Personal: Con una gran sonrisa….

(Artículo de Mariló Ríos)

Mariló Ríos Mayor¿Por qué con una sonrisa…, y además grande? Porque todo lo que nos proponemos, si va acompañado de una sonrisa (de esas reales, que aparecen desde nuestro interior, no las forzadas o de cortesía), fluye todo mejor.

Cuando iniciamos un proyecto, previamente solemos imaginarlo, nuestra mente divaga y también se concentra en nuestros objetivos. Y si lo que visualizamos nos gusta, ¡ummm!, entonces aparece esa sonrisa GRANDE, que nos llena de energía positiva y confianza. Sigue leyendo