Curación de contenidos: Más sencillo que su rimbombante nombre

Curación de contenidos: Más sencillo que su rimbombante nombre

Ya no sé cuántas caras de extrañeza y de “Apalabrados” he recibido cuando he hablado de cuánto me apasiona la curación de contenidos, y del valor importante que la materia está adquiriendo progresivamente, ante la imparable inundación de información, datos, comunicaciones, que tenemos en Internet. El término de entrada a mucha gente le suena a chino.

Siempre me toca explicar de qué estoy hablando, a qué me refiero cuando suelto el concepto curación de contenidos; sucede, casi por arte de magia, que cuando le dedicas diez segundos y una frase a definirlo todo el mundo lo entiende y asiente encantado. Y tras la breve y eficaz explicación, a todos nos queda un regustillo extraño respecto de la rimbombancia de  la expresión “Curación de Contenidos“, cuando la cosa es tan sencilla (pero a la vez tan extensa y compleja) como esto:

Buscar contenido

Dedicar tiempo a buscar con las diversas herramientas que tenemos en Internet, ya no solo el fundamental Google, sino otros buscadores alternativos (duckduckgo), en redes sociales como Twitter, o utilizando plataformas específicas que cada vez son más numerosas (Social Mention, Pearl Trees, Attrakt, Delicious, y tantas tantas otras…). Buscar, todo un arte y una disciplina, entender cuáles son las palabras clave de tu interés, probar, echarse atrás un paso y repensar tus palabras de nuevo, refinar tu búsqueda, tener la intuición de saber por dónde seguir, y sobre todo, muy importante, saber tirar del hilo.

Recopilar contenido

Los contenidos se mueven, son cambiantes, algunos se quedan pronto obsoletos, otros son fuentes tan ricas que continuamente están renovándose, otros son artículos brillantes e intemporales, toda una referencia. El contenido no es líquido, permanece, pero su entorno sí lo es, está muy vivo. Por eso es necesario saber cómo agruparlos. Guardando enlaces valiosos en tu cuenta de Delicious y revisándolo cada poco, o capturando el preciado post en tu Evernote o en Pocket. Y sobre todo atesorando fuentes inagotables en tu plataforma de feeds preferida, ya sea Google Reader, Netvibes, RSS Owl… Ese mantenimiento constante de tus feeds se convierte así en tu invalorable panel de “broker” del conocimiento.

Organizar contenido

El paso siguiente a la recopilación, y probablemente el que más define la calidad de la curación de contenidos. Porque de nada sirve haber buscado y encontrado contenidos y fuentes, tenerlo todo almacenado, si sobredichos contenidos no se realiza una clasificación, una agrupación adecuada. ¿Lo quieres con una expresión más molona?: Los contenidos hay que contextualizarlos correctamenteYa sea para generar una colección interesante y variada de datos alrededor de un tema, ya sea para emitir un informe resumido sobre una materia específica, ya sea para redactar un post previa consulta de diversas fuentes, o para  realizar una distribución continuada y constante en redes sociales, las decisiones que hayas tomado sobre cómo agrupar los contenidos, cómo decidir lo que seleccionas y lo que descartas, cómo darle personalidad y toque humano, serán las que definan el éxito  mayor o menor de tu curación de contenidos. Esta es una fase con innumerables y extensos matices.

Compartir contenido

Podría haber puesto, distribuir, publicar, difundir, numerosos términos, pero el que más me gusta es compartir, porque es el que tiene el matiz más generoso, más abierto, más de trabajar por el procomún. La curación de contenidos sirve para muchas cosas, no solo para el tan de moda Marketing de contenidos, y cada uno de nosotros lo podemos hacer para nuestro aprendizaje personal. Pero la curación solo lo es si se comparte. Ya puede ser dentro de una organización, en un entorno de interés particular, o de manera totalmente pública, utilizando Twitter, Facebook, Linkedin, o herramientas específicas como So.cl o Scoop.it por poner dos ejemplos, o incluso desarrollando un formato concreto y específico, el último paso de la curación es el que la define: La curación de contenidos es compartir  la información que previamente se ha buscado, recopilado y organizado mediante un proceso definido y bien estructurado.

A mí me parece sencillo, lo que no quita que haya que tener mucho rodaje y bastante pasión para hacer curación de contenidos. ¿Vosotros qué pensáis?

8 pensamientos en “Curación de contenidos: Más sencillo que su rimbombante nombre

  1. Pingback: Curación de contenidos fácil | Philippe TREBAUL on LINKED IN (WORD Press)

  2. Pingback: Curación de contenidos, ¿qué es? | Tutoraenlinea's Blog

  3. Pingback: Curación de contenidos (II): Más sencillo que su rimbombante nombre | Garabatos

  4. Lydia GRACIA (@GraciaLydia)

    Pienso que podrías ir más allá hablando de las herramientas que facilitan el trabajo de curación de contenidos y que cubren todo el proceso, como Scoop.it
    :-)

    Responder
    1. Luisangel Mendaña Autor

      Por supuesto Lydia. Hablaré de herramientas y no te quepa duda que lo haré de Scoop.it, que me parece fantástica.

      Responder
  5. Pingback: ¿Medicina Basada en la Evidencia mediante técnicas de Clinical Content Curation? Susana B. Nájera

  6. David Heras

    Muy buen artículo. Yo soy un recién llegado a la curación de contenidos. De echo, hoy he tenido una entrevista para una empresa documental, les he hablado de la curación de contenidos, y no sabían bien lo que era. Ahora ya sé que para las próximas entrevistas, que espero que salgan, les haré un cuadro explicativo.

    Yo vengo del sector documental, y para mí el curador de contenidos tiene sentido en todo lo que se explica aquí y en otros blogs, pero creo que es importante añadir la palabra identidad. En poco tiempo, o ya, las empresas se verán obligadas a mostrar su identidad, lo que les diferencia de los demás porque los factores de relación usuario-empresa están cambiando y son más simples y visuales. En este campo de crear una identidad a través de la documentación también puede estar el curador de contenidos o así lo veo yo.

    Yo creo que es un gran perfil profesional.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>