La idea original de este post se debe a la gran Victoria Valbuena, cuyo blog os recomiendo con entusiasmo.

En realidad este post se iba a llamar “Los cuatro activos intangibles con los que trabajo en Social Media y que tu empresa no valora”, pero ya sabes cómo son estos del SEO, que si no hagas titulares de más de 70 caracteres que luego se cortan en Google, que si deja el título corto para retuitearlo bien. En fin, al final lo he cortado porque tampoco quería meter mal rollo con eso de reprocharle a tu empresa o a la que sea de que yo trabajo cosas que no se valoran; eso sí, que conste que tengo toda la razón

Porque si me sale un exabrupto y una queja no es por resentimiento y rencor, ni porque sea mala persona, que no lo soy. Tampoco porque me canse de repetir el mismo discurso Social Media motivador y práctico, de hablar de las excelencias de estar en Internet y el 2.0 con un proyecto serio, con objetivos, bien orientado, a posibles clientes y empresas que te oyen con cara de no entender o de no querer gastarse la pasta. No me canso, lo puedo asegurar. El problema es que lucho contra algo que no tiene solución. Y es que por las características de esta profesión del 2.0, resulta que me dedico a poner en valor unos activos empresariales que son intangibles para los jefazos y los que manejan el dinero, y por lo tanto ni los valoran ni los tienen en cuenta. Esto da para varios posts, todo llegará, pero te cuento cuáles son esos cuatro activos:

.- Reputación: Poco cuidado ponen muchos negocios en saber si se habla bien o mal de ellos. Es curioso porque si se piensa bien habría que desvivirse porque las opiniones sobre lo que haces y vendes sean buenas y atraigan nuevos clientes. Pero esto se descuida, mientras vaya entrando el dinero oídos sordos, que es mejor no enterarse si te están poniendo a caer de un burro por tu mala calidad. Si no tienes preocupación por la reputación me quitas gran parte de la justificación de mi trabajo en Social Media.

.- Marca: Esto es definitivo y se ve constantemente. La gente considera que tiene un negocio, una empresa, un servicio que da, registrado oficialmente y con un nombre, y con eso ya está. No entienden la capacidad enorme que tienen de hacer marca, la necesidad de competir definiendo tu personalidad en todos y cada uno de los formatos que sirves y presentas. Peor aun, no son capaces de ver la tremenda oportunidad que tienen de entrar en la cabeza de los consumidores, y después en sus bolsillos, luchando a brazo partido por fijar, mimar y potenciar su marca.

.- Tiempo: Te voy a quitar de estar pendiente del Facebook, del Twitter, de las analíticas (ah no, que de eso no tenías…), Voy a hacer un trabajo para el que no estás capacitado aunque lo creas, y que todavía lo vas a hacer peor porque tu tarea en la empresa es otra y no tienes tiempo para estar a estos asuntos. Por eso al final metes un par de cosas y tus redes se van llenado poco a poco, te piensas que has hecho algo y tan contento, si total, esto de estar en Internet es por estar. Pues yo te daría tiempo para lo tuyo, porque de estas cosas de Internet me encargo, le dedico lo que hay que dedicarle e incluso un poco más, con estrategia y haciendo que valga para algo. ¿De verdad esto te parece sin valor?

.- Información: ¿Escucha activa? ¿Monitorización? ¿Curación de Contenidos? ¿Marketing de Contenidos? Y aquí viene la típica cara de “Tú me estás contando una película”. Si un negocio no entiende el valor fundamental que tiene ahora mismo la información, para ubicarte, para localizar usuarios interesantes, para tomar nota de tendencias en tu sector, si no entiende una empresa la oportunidad única que tiene entrando en la batalla de los contenidos en Internet, haciendo Curación para localizar lo mejor en su ámbito profesional, difundiendo contenido ajeno para establecerse como referencia de información, mimando al máximo los contenidos propios que puede crear y publicar para afianzarse como marca de calidad; si no valora todo esto, mi trabajo no va a servir para nada, porque yo creo firmemente en el valor de la información y los contenidos en un mundo de infobesidad como es el que vivimos y viviremos.

Mis cuatro intangibles, para muchos son difíciles de entender y darles aprecio. Quizás su modelo de negocio se mantiene medianamente bien y no se preocupan de esto, de su reputación, de su marca, de su tiempo, de su información. Pero ¿Por qué pienso que esos negocios se van a quedar sin recorrido muy pronto?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies.. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies