Artículo de Silvia Vega

Silvia Vega Cuando queremos trabajar y difundir nuestra marca personal en las redes sociales, muchas veces lo que nos pasa es que nos centramos en la parte de la “marca”, y nos olvidamos de la “personal”. Empezamos a pensar en las plataformas, herramientas, sistemas de métricas y estadísticas… que necesitaremos para conseguir nuestra Marca Personal, y nos olvidamos de lo más importante: las personas.

[piopialo vcboxed=”1″]La persona que soy yo, y que quiero mostrar al mundo (y al mundo 2.0) a través de mi marca personal.[/piopialo]

Pero sobre todo la persona que hay al otro lado, la que me va a leer, a seguir, a interactuar, en definitiva para la que yo escribo, comparto y creo contenido, fotos, vídeos… Porque si no hay una persona al otro lado, nada de lo que yo pueda hacer con mi complejo entramado de herramientas y plataformas, va a servir de nada.

Por eso, lo mejor es olvidarse de todo lo complicado e ir a lo sencillo (esta fórmula funciona siempre igual de bien en el mundo online y offline), que es donde está la esencia: voy a escribir y compartir mis contenidos, voy a exponerme en ese gran escaparate que son las Redes Sociales, buscando conectar con personas. Fíjate en las personas (en sus perfiles) de uno en uno, no los consideres como simples números y estadísticas. Y habla con ellas. Habla, pero sobre todo escucha, escucha, escucha (o lee y visualiza). Esas personas son tú público, con quienes quieres establecer lazos (el famoso “Engagement”) y la mejor forma para conseguirlo es prestarles mucha atención para conocerlos.

Voy a aprovechar el potencial que ponen a mi alcance las redes para establecer lazos personales (con personas, [piopialo]ten en cuenta que detrás de todos los perfiles, al final siempre hay una persona[/piopialo] o un equipo de ellas). Voy a hacer contactos de calidad, y eso, por la experiencia que yo tengo, sólo se consigue si te planteas todas las acciones al mismo tiempo como emisor y receptor. Y esto es algo que se nos olvida muchas veces a todos.

Tenemos tantas ganas de contar “lo nuestro”, de vendernos, que no somos conscientes de que al otro lado también hay personas que tienen cosas que contar.

Mi recomendación, entonces, para trabajar la marca personal en redes sociales es primero elegir un canal en el que me siento cómoda: mi mensaje y formato tiene que encajar en este canal, y el tipo de público que estoy buscando tiene que estar allí. Seguramente no vas a necesitar estar en todas las redes sociales, tendrás que elegir cuáles van a ser las tuyas. Dedícale tu tiempo a pensar en ello y elige tus redes (pueden ser dos, tres… las que tú consideres) y empieza a difundir tu contenido en ellas y a observar reacciones… Si estás atento a las reacciones y las personas, muy pronto podrás localizar y formar tu propia “tribu” en ella.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies.. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies